directiva sobre venta de bienesEl 7 de diciembre de 2018 la Unión Europea (UE) acordó contar con una directiva sobre venta de bienes más unificada («DVB»). El objetivo de la DVB es proporcionar un marco legal uniforme y coherente en toda la Unión Europea que cubra todos los canales de ventas y que resulte más claro a empresas y consumidores. Estos cambios estuvieron desencadenados por avances tecnológicos que exigían una mayor protección del consumidor. Además, unas leyes más coherentes y definitivas despertarían una mayor confianza en el mercado de la Unión Europea para las empresas y los consumidores y mantendrían una reputación de fiabilidad para bienes duraderos de alta calidad en el mercado de la Unión Europea.

Resumen – directiva sobre venta de bienes

Como parte de la Estrategia de Mercado Único Digital, la DVB se aplica igualmente a las ventas en línea y presenciales. La conformidad de los bienes explica a grandes rasgos que un vendedor debe cumplir las condiciones del contrato de compraventa y los requisitos de la DVB y exige que los bienes:

  • Se adapten a su propósito
  • Cuenten con las características indicadas en el contrato
  • Se correspondan con la descripción o el modelo proporcionados al consumidor

Se aplica el principio de armonización máxima, pero la DVB permite algo de flexibilidad, ya que incluye un criterio de razonabilidad establecido objetivamente.

Directiva sobre contenido digital

Los bienes incluyen con una frecuencia cada vez mayor elementos de contenido digital, por lo que la Unión Europea ha especificado la forma en que la DVB coincidiría con la directiva sobre contenido digital. La DVB cuenta con un alcance amplio y regula los bienes muebles tangibles, incluidos aquellos con elementos digitales. No obstante, si los bienes sirven exclusivamente para suministrar contenido digital, entonces se encuentran regulados por la directiva de contenido digital.

Actualizaciones digitales

Las actualizaciones digitales se regulan en la DVB. Las actualizaciones digitales pueden cumplir numerosos fines; por ejemplo, adaptarse a los nuevos avances técnicos. Una falta de actualizaciones acordadas en el contrato de compraventa es una falta de conformidad. Asimismo, incluso si no se especifica en el contrato de compraventa, deben proporcionarse actualizaciones de seguridad. No existe obligación de proporcionar actualizaciones que amplíen las funciones digitales o una versión actualizada, salvo cuando se especifique en el contrato de compraventa.

Subsanación en caso de no conformidad

Cualquier consumidor puede solicitar subsanación en caso de no conformidad a través de los siguientes pasos:

  1. El consumidor informa al vendedor de un defecto.
  2. El vendedor dispone de un plazo razonable para subsanar la falta de conformidad de los bienes mediante reparación o sustitución. Dicho proceso no debe suponer ningún coste ni inconveniente significativo al consumidor.
  3. Si no es posible objetiva ni legalmente o resulta desproporcionada la sustitución o la reparación del bien, el vendedor puede negarse. Esto otorga al consumidor el derecho a recibir una reducción proporcional del precio o a resolver el contrato de compraventa.

La Unión Europea pretende mejorar el funcionamiento de su mercado y proporcionar normas más claras para las empresas y los consumidores con la directiva sobre venta de bienes. Si desea más información o necesita asistencia, póngase en contacto con nuestra oficina.